website creation software

ATRACTIVOS
CULTURALES

Descubre toda la cultura del sur de Chile.
A continuación le ofrecemos una lista detallada.

Iglesias

Parroquia Sagrada Familia

Esta iglesia de madera construida por el cura párroco Antonio Van Kessel y la comunidad, es principalmente de tejuelas de alerce y se encuentra en la plaza de Horonopirén. Su construcción que data al 24 de diciembre de 1991, aún se mantiene en perfectas condiciones, y es un orgullo para los habitantes de Hornopirén.
Cuenta con varios cuadros del Vía Crucis que adornan las paredes de la iglesia, y son una copia autorizada de los
cuadros pintados por el señor Adolfo Pérez Esquivel (premio nobel 1980) traídos a la comunidad por el padre Antonio en el año 1992. Estos cuadros fueron pintados con motivo de una campaña de ayuda a América latina realizada por la
Institución MISEREOR, de la iglesia católica alemana, para conmemorar los 500 años del descubrimiento de América.

Lleguimán

La Iglesia Lleguimán, establecimiento de culto y oración, está situada en la Ruta Costera de la comuna y su construcción recrea un diseño de las construcciones de colonos de influencia chilota en base a madera nativa originaria del sector en el cual se encuentra.

San Nicolás de Tolentino

La Iglesia San Nicolás de Tolentino, ubicada en la localidad de la Poza, fue declarada Monumento Nacional en 2017 en su categoría Monumento Histórico y se construyó entre 1880 y 1890 por vecinos de la Comuna.
De clara impronta chilota, su emplazamiento está relacionado con la conexión visual desde y hacia el mar, sirviendo como punto de referencia. 
En su construcción se utilizaron maderas nativas, destacándose su revestimiento exterior y cubierto en tejuela de alerce de la misma zona.
La Iglesia San Nicolás de Tolentino mantiene su uso religioso ceremonial y es de propiedad del Arzobispado de Puerto Montt. Alberga seis imágenes religiosas, de las cuales dos son propias de la Escuela Chilota. Las otras cuatro corresponden a imaginería en yeso, siendo la más importante la de San Nicolás de Tolentino.

San José Carpintero

Iglesia de madera emplazada en la desembocadura del río Vodudahue, diseñada por el arquitecto Edward Rojas (Premio Nacional de Arquitectura 2016),
e inaugurada el domingo 18 de marzo del 2018. La construcción recrea la técnica de la Escuela de las iglesias chilotas, con su estructura de madera tipo mecano, con ensambles y tarugos, e incorpora tecnologías del Siglo XXI. La iniciativa fue desarrollada por la Fundación Alerce 3000 y se enmarca dentro de un proyecto conservacionista, adquiriendo el fundo Vodudahue a Douglas Tompkins con el objetivo de continuar la senda conservacionista y de desarrollo sustentable -que promovió el ecologista ya fallecido-, pero abierto a la comunidad.

Artesanía

Artesanía en madera

Desde inicios del siglo XX, unas pocas familias humildes, de diverso origen étnico, dieron inicio a pequeños esfuerzos extractivos y productivos entorno a la tala de bosque nativo, enfocado principalmente la especie forestal Alerce, siendo éste la base de su desarrollo económico y social, generando una cultura de vida entorno a él, al ser el elemento principal de construcción de sus hogares, herramientas, utensilios, etc. Del mismo modo, la tradición en cestería y las lanas naturales dan vida a figuras y tejidos hechos a mano con mucha dedicación y amor, entregando la identidad propia del lugar. 

Carpinteros de Ribera

La carpintería de ribera es un oficio de larga tradición y es un componente central en la identidad cultural de la comuna de Hualaihué. Los carpinteros de ribera de esta zona son depositarios de un saber heredado, que profundiza en la naturaleza, la madera, su transformación, resistencia y flotabilidad. Este conocimiento ha perdurado en el tiempo gracias a que las generaciones de carpinteros a través de la práctica han aprendido, transmitido y transformado dichos conocimientos.
De esta tradición provienen maestros como don José Mautor, don Artemio Soto y don Carlos Roberto Vargas, tres carpinteros de ribera de Hualaihué que en 2014 fueron reconocidos como Tesoros Humanos Vivos por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.
La construcción de una lancha requiere algunas condiciones básicas. Además de conocimientos y materiales, la carpintería de ribera artesanal se practica en instalaciones o talleres llamados astilleros, los que regularmente se organizan en lugares cercanos al mar o con buen acceso a este.

Plaza de Artesanos de Hornopirén: Los Alerceros

La Plaza de los Artesanos es una plaza ubicada en el centro de Hornopirén acondicionada con ocho puestos utilizados por artesanos locales. En esta se pueden encontrar productos de diversas variedades, desde miel, trabajos en lana, madera, telas o incluso cuero de salmón.
Destacando de manera especial los trabajos en alerce, reciclando tejuelas y manteniendo vivo el valor de este árbol tan preponderante en el desarrollo económico y cultural de la comuna.

Gastronomía

Mercado Hornopirén

Mercado inaugurado en el 2009 y se encuentra en el sector centro de Hornopirén. Este lugar cuenta con restaurantes cocinerías, artesanías y durante los fines de semana personas de Hornopirén y sus alrededores utilizan este lugar para vender sus productos. El establecimiento cuenta con los servicios básicos para atender a los clientes en condiciones de higiene y seguridad adecuados.

Pesca artesanal

El mar ha sido un eterno benefactor de las costas de la comuna de Hualaihué, cuyas aguas han entregado el sustento a muchas familias que históricamente han vivido de sus recursos. Actualmente también ofrecen recorridos en lancha y la posibilidad de realizar pesca recreativa a los turistas.

Productos típicos

En esta zona austral se dan a conocer múltiples sabores de Hualaihué, tales como: productos caseros, curanto, milcaos, chapaleles, pescados, merluzas, cholgas, cazuelas, pailas marinas, dulces, entre otros platos característicos del sur de Chile.

Otros atractivos culturales

Plaza de Armas de Hornopirén

La plaza de Hornopirén fue inaugurada en el año 2016, es una plaza inclusiva y con identidad local. Para la edificación de esta obra, se realizó una consulta ciudadana para que los vecinos aportaran con ideas respecto a cómo querían el diseño.
Para ello, se escogieron dos elementos fundamentales representativos de la comuna. El primero fue la piedra volcánica, que representa los tres volcanes de la zona (el Apagado, el Yates y el Hornopirén). Y el segundo fue la madera de alerce, para resaltar el vital aporte de este especie nativa de la comuna en su desarrollo económico, ejemplificada en la histórica explotación de esta madera en la comuna, principalmente para la elaboración de tejuelas.
Hoy estos dos elementos son los que hacen relucir a la plaza de Hornopirén. Prácticamente todo su mobiliario, desde las bancas y postes de luz, hasta techumbre e incluso los basureros, están elaborados con la piedra volcánica (extraída del volcán Apagado) y/o de la milenaria madera. Asimismo, cuenta con acceso universal y huella táctil, tanto en los bordes como en los paseos interiores de la plaza.
También en una de sus esquinas destaca una escultura de alerce hecha por el artista Mauricio Opazo. La obra representa al “Tejuelero Caguachano” (de isla Caguach, Chiloé) que con su esforzada labor, brindó durante siglos a todo Chiloé y a la provincia de Llanquihue de la suave y resistente tejuela que hasta el día de hoy viste a innumerables casas y construcciones de nuestra región.
Una historia que tal vez el visitante no conoce, pero que ahora, gracias a los evocativos rincones de la encantadora y renovada plaza de Hornopirén, puede percibir y aprender.